La mejor manera de manifestar el compromiso social es a través de los actos además de las palabras. Y cuando éstos vienen repitiéndose, una y otra vez desde hace 23 años, significa que esa solidaridad por vincularse filantrópicamente con una causa es digna de reseñar.

La mayoría de los lectores del presente artículo habrán sentido la zozobra, el dolor y la tristeza que aparecen cuando el cáncer irrumpe en un familiar, amigo, en definitiva, en un ser querido. Pues para ayudar a dar visibilidad a las historias de quienes combaten con ahínco esta enfermedad y además, recaudar dinero que vaya destinado a la investigación de esta cruel dolencia, la empresa murciana Toros Sureste ha vuelto a dar un paso al frente en la organización del festival a favor de esta causa.

Es tal el cuidado, corazón y mimo que los gestores de la plaza de toros de La Condomina ponen en la confección del cartel, que también los propios matadores son los primeros implicados en unir su talento y esfuerzo a favor de la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc).

Decía José Bergamín que “la verdadera solidaridad solo es posible entre los solidarios” y todas las partes implicadas en lograr el mayor de los éxitos el próximo 2 de abril lo son. Sin duda, Galán, Liria, Cayetano, Ureña, Simón, Rey y Ferrer cuentan con el respaldo de los aficionados que los admiran profesionalmente y seguro, que a partir de esa fecha, contarán con la simpatía y respeto de aquellos que ponen los valores humanos y solidarios por encima de todo.

Como decíamos anteriormente, este año se celebra la vigésimo tercera edición, es decir, que en los 22 años anteriores el compromiso con la Asociación Española contra el Cáncer (Aecc) ha gozado de un gran respaldo social por parte de la ciudanía de la capital pimentonera que avala un año más su realización este 2017. A buen seguro la solidaridad volverá a llenar los tendidos para ser la gran triunfadora de la tarde.