Cartagena y Ventura cortaron cuatro orejas y Galán, dos en una gran tarde de rejoneo  

La corrida de rejones que cerró la feria de Murcia ha sido un gran espectáculo en el que se cortaron un total de diez orejas y que terminó con los tres rejoneadores y el mayoral de Los Espartales a hombros por la Puerta Grande. Andy Cartagena y Diego Ventura fueron los triunfadores numéricos al cortar cuatro orejas cada uno, mientras que Sergio Galán obtuvo dos.

FICHA: 

Se lidiaron cinco toros de Los Espartales y uno -el primero- de Luis Terrón, bien presentados y de buen juego.  

Andy Cartagena, dos orejas y dos orejas.
Sergio Galán, ovación y dos orejas.
Diego Ventura, dos orejas y dos orejas con petición de rabo.

COMENTARIO:

La corrida comenzó con una muestra de apoyo al torero Paco Ureña organizada por Tentadero Murcia, una asociación juvenil de aficionados de la ciudad que quiso homenajear al torero herido de este modo. Los jóvenes desplegaron el lema "Fuerza Ureña" en el ruedo y la plaza les ovacionó mostrando su unánime apoyo.

El primero de la tarde salió manseando sin hacer mucho caso de las cabalgaduras. Andy Cartagena lo intentó encelar con Cuco y puso un solo rejón de castigo. En banderillas comenzó con Picasso templando bien y clavando dos palos. Con Banderas puso dos banderillas citando andando a tres patas. Con Cupido y sus levadas calentó en ambiente antes de poner tres cortas ligadas. Mató muy bien y le concedieron dos orejas.

Andy paró muy bien al cuarto con Mediterráneo y se lució en banderillas con Apolo. Destacaron las batidas con Titán y puso el punto de espectacularidad con Luminoso y su forma de andar elevado. Terminó con Pintas colocando cortas y de nuevo mató de rejón certero, volviéndose a apuntar dos orejas.

Sergio Galán paró al segundo con Amuleto y templó bien en banderillas con Embroque, con el que sufrió una caída al resbalar el caballo. Por fortuna no hubo daños y volvió a sacarlo para poner dos palos más con mucho ajuste. Completó la faena con Titán adornándose con piruetas después de clavar aunque el toro estaba a esas alturas bastante parado. Pinchó varias veces y perdió el triunfo. 

Galán se las vio con un toro con muchos pies al que templó de salida, clavando por esta circunstancias dos rejones de castigo. En banderillas apostó de nuevo por Embroque con el que puso tres palos. Con Bambino se adornó con un balanceo antes de clavar y puso rosas con Óleo, con el que mató de rejón, cortando dos orejas. 

Diego Ventura paró al tercero doblándose muy bien con Lambrusco y con Nazarí formó un lío con galopadas plenas de temple y ajuste, clavando dos buenas banderillas. Otras dos puso al quiebro con Lío y llegó mucho al tendido con Quilla y sus levadas espectaculares. Concluyó la faena con cortas al violín sobre Remate y mató de rejón. Dos orejas.

Al sexto lo recibió Ventura con la garrocha en la misma puerta de chiqueros y puso dos rejones de castigo. Con Fino citó de punta a punta de la plaza batiendo muy bien, pero fue con Gitano con el que alcanzó la cumbre de la faena clavando al violín con un quiebro invertido. Adornó la obra con Bronce poniendo cortas y mató de rejonazo, sumando otras dos orejas e incluso el público pidió con fuerza el rabo, que no fue concedido.