XXI FESTIVAL A BENÉFICIO DE LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER  

La lluvia quiso ser la primera protagonista de la edición número 21 del festival a beneficio de la Aecc celebrado hoy en Murcia. El fuerte aguacero caído un par de horas antes afectó al ruedo, que fue arreglado con eficacia y quedó en buenas condiciones. Esto retrasó media hora el comienzo de un festejo que a la postre fue triunfal y deparó interesantes momentos artísticos, además de registrar una excelente entrada a pesar de la climatología adversa.

Ficha: Domingo, 22 de marzo de 2015

Ganadería
Se lidiaron un estado para rejones de Fermín Bohórquez, de buen juego, y seis de Enrique Ponce Martínez para lidia a pie, de juego variado y colaboradores en conjunto.
Toreros
Sergio Galán, dos orejas.
Enrique Ponce, dos orejas y rabo.
Javier Conde, una oreja.
Rafaelillo, dos orejas y rabo.
El Cid, ovación.
Paco Ureña, dos orejas.
El novillero Antonio Puerta, dos orejas y rabo.

Comentario

Abrió la tarde el rejoneador Sergio Galán, que se lució en banderillas a lomos del caballo Ojeda, aprovechando la buena condición del novillo de Bohórquez. También puso un gran par a dos manos con Apolo y mató de rejón certero, culminando una buena faena para la apertura del festival. Dos orejas.

Ponce lo bordó con el capote toreando a la verónica con cadencia y ganando terreno. El toro quedó con poder para la muleta y Ponce lo supo someter por abajo en las primeras series diestras. Cuando cambió a la zurda llegaron los mejores momentos de la faena con muletazos de gran calidad. Faena de intensidad y emoción bien rematada con la espada. Dos orejas y rabo.

Javier conde dio algunos lances buenos por el lado izquierdo al segundo de lidia a pie. En la faena de muleta logró lo más destacado con la derecha a base de insistir y sobar a un novillo al que le costó humillar. Mató al segundo intento y cortó una oreja.

Rafaelillo puso toda la carne en el asador en el recibo de capa, dando cuatro faroles de rodillas que enardecieron al público. En la muleta se encontró con un toro noble al que le costaba humillar. Supo sacarle partido, en especial por el lado derecho. Mató de estocada y cortó dos orejas y rabo.

El Cid se lució en el recibo de capa al toro cuarto, al que dio buenos lances ganando terreno. En la muleta el astado de Ponce se definió como el peor del encierro, orientándose con rapidez por los dos pitones. El Cid lo probó con ambas manos pero fue imposible. Ovación.

Tampoco tuvo suerte con su toro Paco Ureña, que se esforzó por sacar partido de un animal al que le cortaba pasar y humillar. Esta falta de entrega condicionó la faena, aunque tuvo mérito su labor de entrega. Mató de forma fulminante y cortó una oreja.

El novillero Antonio Puerta hizo una vibrante faena al sexto, un novillo con movilidad pero con tendencia a irse suelto. Lo entendió bien con la derecha dejándole la muleta puesta para recoger la embestida y ligando buenas series. Fue una labor muy redonda que fue vivida con gran intensidad por los tendidos, que finalmente pidieron el rabo para el novillero.

Galería

{gallery}cronicas/2015/XXIFestival{/gallery}