1ª CLASE PRÁCTICA 2015 

Éxito de público y artístico en la primera clase práctica. 

La novillada inaugural de la Feria de Murcia ha sido un éxito de público y artístico, con cuatro de los seis novilleros participantes a hombros y un total de diez orejas cortadas. Los tendidos presentaron un gran ambiente, con asistencia de más de ocho mil espectadores en este festejo que la empresa Toros Sureste ofrece de forma gratuita a la afición de Murcia.

Ficha: Domingo, 13 de septiembre

Ganadería
Se lidiaron seis erales de Apolinar Soriano, bien presentados y de muy buen juego en conjunto.
Toreros
Marcos, dos orejas.
Sergio Roldán, dos orejas.
Alfonso Cadaval, dos orejas.
El Jareño, dos orejas.
Fran Ferrer, oreja.
José Nicolás, oreja.

Comentario

Marcos, de la escuela Taurina de Cuenca, recibió a su novillo con dos largas cambiadas de rodillas y toreó templado a la verónica. En la faena de muleta se templó con un novillo justo de fuerza, destacando sobre todo con la mano derecha, aunque también dio algunos naturales de buena factura. Al final de la faena se pegó un serio arrimón y mató de media efectiva. Cortó dos orejas.

Sergio Roldán, de la Escuela Taurina de Almería, recibió a su novillo con tres faroles de rodillas. Brindó al publico y logró los mejores momentos de su faena con la derecha, ya que el novillo se quedaba más corto por el izquierdo. Avanzada la faena fue volteado sin consecuencias y terminó con circulares y toreo de cercanías. Mató de estocada efectiva y cortó dos orejas.

Alfonso Cadaval toreó con muy buenas formas a la verónica al tercero, templando muy bien. Mostró también sus buenas maneras con la muleta, construyendo una faena muy completa presidida por la verticalidad y realizando un toreo de calidad con toques de sevillanía. Mató de forma efectiva y cortó las dos orejas.

El Jareño, de la Escuela de Málaga, estuvo variado de capa y con la muleta dio buenas series con la derecha a un novillo de embestida noble y alegre. También al natural logró llevar mucho a su enemigo, culminando una faena muy completa en la que demostró dominar mucho el oficio. Mató de estocada y le fueron concedidas las dos orejas.

Fran Ferrer, de la Escuela de Murcia, salió a darlo todo y estuvo bullidor en el recibo de capa y también puso toda la carne en el asador en el inicio de faena de muleta, toreando en redondo de rodillas. Le tocó el novillo con más complicación y resolvió a base de buen oficio y entrega en una actuación que conectó mucho con el público. La pena es que falló con los aceros, quedando el premio en una sola oreja.

José Nicolás, de la Escuela de Murcia, se fue a portagayola en el sexto. Con la muleta aprovechó la franca embestida del novillo para torear con largura y ligazón y mostrar su buen concepto en una labor de mérito y calidad. Mató de estocada pero el novillo no cayó y necesitó de varios descabellos que dejaron el premio en una oreja.

Galería

{gallery}cronicas/2015/13sep{/gallery}