CORRIDA DE TOROS FERIA MURCIA 2015 | 14 SEPTIEMBRE

Miguel Ángel Perera cortó una oreja en una tarde de contenidos interesantes. 

Antonio Puerta, que tomó la alternativa, y El Juli fueron los triunfadores en la primera corrida de la feria de Murcia al cortar tres y dos orejas respectivamente y salir a hombros por la Puerta Grande. Miguel Ángel Perera también cortó un trofeo en una tarde con contenidos interesantes.

Ficha: Lunes, 14 de septiembre

Ganadería
Se lidiaron toros de Victoriano del Río y dos de Toros de Cortés -primero y cuarto-, bien presentados y de juego desigual.
Toreros
El Juli, oreja con petición de la segunda tras aviso y oreja.
Miguel Ángel Perera, oreja y ovación tras petición.
Antonio Puerta, oreja tras aviso y dos orejas.

Comentario

'Epicentro' se llamaba el toro de la alternativa de Antonio Puerta al que el de Cehegín toreó bien de capa a pesar de que el toro apretó hacia tablas. Comenzó la faena de rodillas y ligó una primera serie de redondos muy rematada. Templada y ligada fue la segunda. A partir de ese momento el toro protestó más pero Puerta se sobrepuso con firmeza, terminando la faena con un serio arrimón que calentó mucho al tendido. Se adornó con manoletinas antes de recetar una estocada tendida que no fue suficiente, teniendo que descabellar varias veces, lo que no impidió que cortara la primera oreja de la tarde.

En el sexto redondeó su triunfo después de una faena en la que puso toda la carne en el asador. El toro quedó crudo en el caballo y Puerta supo someterlo muy bien en los doblones iniciales. Después aprovechó las embestidas para ligar buenas series con la derecha hasta que el toro se vino a menos. Llegado a este punto el torero se pegó un arrimón e incluso toreó de rodillas en redondo, completando un final de faena emotivo que puso al público de pie. Mató bien y le fueron concedidas dos orejas a ley.

El Juli se lució en un quite por cordobinas, bien rematado a una mano. Comenzó la faena de muleta con dos pases cambiados por la espalda rematando con un bonito trincherazo. Así comenzó una faena de dominio en la que sometió a un toro que protestaba y tenía su complicación. Brilló especialmente con la mano izquierda, terminado con un parón impresionante. Mató de estocada y el toro tardó en caer, cortando una oreja aunque hubo petición de la segunda.

El cuarto dio un volantín de salida que mermó su fuerza. Lo acusó mucho en la muleta, perdiendo las manos a pesar de que El Juli lo cuidó mucho toreando a media altura. Poco a poco lo fue afianzando hasta lograr ligar series por el lado derecho con temple. Al natural logró incluso bajarle la mano. Supo manejar los tiempos y la suavidad hasta sacar mucho partido de un toro noble pero limitado de fuerza. Mató de pinchazo hondo y cortó una oreja.

El tercero manseó en los primeros tercios y protestó en los comienzos de la faena de muleta. Perera comenzó haciendo al toro, empujándolo hacia delante en una labor técnica y eficaz con la que acabó por hacerse dueño de la embestida del estado hasta terminar toreando muy cerca de los pitones. Mató de estocada y cortó una oreja.

Perera recibió al sexto con lances de rodillas y otros ya de pie de buena factura. El toro derribó al caballo de forma espectacular. Perera comenzó la faena toreando en redondo con las dos rodillas en tierra en los medios. A partir de ahí el toro empezó a aburrirse, saliendo con la cara alta de la muleta. Perera insistió hasta sacarle todo el partido. Mató de pinchazo y estocada y hubo petición, sin que el presidente concediera la oreja.

Galería

{gallery}cronicas/2015/14sep{/gallery}