CORRIDA DE TOROS FERIA MURCIA 2015 | 15 SEPTIEMBRE

El valenciano salió a hombros después de una demostración de pundonor. 

Enrique Ponce ha sido el triunfador de la segunda corrida de la Feria de Murcia al cortar tres orejas. Cayetano también cortó una oreja, mientras que Manzanares se fue de vacío.

Ficha: Martes, 15 de septiembre

Ganadería
Se lidiaron toros de Las Ramblas, bien presentados y de juego desigual.
Toreros
Enrique Ponce, oreja y dos orejas.
José Mª Manzanares, ovación y ovación.
Cayetano, oreja y ovación.

Comentario

'Ponce fue homenajeado en el inicio de la corrida por el Club Taurino de Murcia, que le entregó una réplica de la Virgen de la Fuensanta en reconocimiento a su 25 aniversario de alternativa. Recibió al primero de la tarde con buenos lances y después se lució también en el quite. Ponce brindó al público, comenzando de forma elegante y suave la faena. Después toreó a media altura pero el toro perdía las manos. Ponce lo cuidó y logró mantenerlo de pie y componer muy bien al mismo tiempo. Sacó todo el rendimiento posible de un toro noble pero flojo y terminó incluso desplantándose de rodillas. Mató de estocada y le fue concedida una oreja.

Al segundo de su lote lo toreó de capa con mucha emoción, ganando terreno y rematando en los medios. Este toro, que estaba hecho cuesta arriba, no descolgó nunca y acortó su embestida desde la segunda serie. Lo puso todo el torero inventando una faena en contra de los elementos. Lo dio todo una vez más, con un final electrizante de rodillas que puso al público de pie. Mató de excelente estocada y fue premiado con dos orejas que le convertían en el triunfador de la tarde.

El segundo de la tarde hizo cosas raras en el capote, como si estuviera reparado de la vista. Tampoco estaba sobrado de fuerza y claudicó varias veces, levantando la protesta del público. En el inicio de la faena perdió las manos un par de veces pero Manzanares lo templó bien y logró sacarle series buenas por el derecho, mucho más de lo que el toro ofrecía. Mató de dos pinchazos y estocada. Ovación.

Manzanares tuvo que cuidar también la embestida del segundo de su lote, un toro al que le faltó motor y que se fue apagando poco a poco. Lo toreó con suavidad con la derecha pero eso no impidió que el animal se viniera a menos, embistiendo sin ninguna emoción. Mató de buena estocada y fue ovacionado.

Cayetano recibió al tercero con buenos lances con la rodilla flexionada ganando terreno y rematando con buena media. La faena la comenzó con dobladas de buena estética. En la primera serie templó bien y en las siguientes sufrió la aspereza del toro, que derrotaba arriba. También por el izquierdo planteó problemas el de Las Ramblas, definiéndose como el más complicado hasta el momento, lo que limitó la labor del torero. Cayetano estuvo dispuesto todo el tiempo y mató bien, cortando una oreja.

El sexto fue el toro de más volumen y peso de la corrida. No permitió que Cayetano se luciera de capa al quedarse corto. En la muleta el toro se paró pronto y Cayetano intentó hacerlo andar, aunque el de Las Ramblas se desentendió por completo de la faena, pendiente de todo menos de la muleta del torero. Mató de estocada y fue ovacionado.

Galería

{gallery}cronicas/2015/15sep{/gallery}