El primer 'Cara a cara' con motivo del 125 aniversario del Club Taurino y la Plaza de Toros de Murcia llenó a rebosar el salón de actos de Cajamurcia

El salón de actos de Cajamurcia fue el escenario de un encuentro inolvidable para los aficionados de la ciudad. Enmarcado en la programación del 125 aniversario del Club Taurino y la Plaza de Toros de Murcia, el primer acto del ciclo ‘Dos figuras cara a cara’ fue un éxito rotundo por presencia de público –que abarrotó literalmente la sala- y por los contenidos que la cantaora Estrella Morente y el torero Javier Conde fueron desglosando durante la noche. 

La complicidad y la naturalidad presidieron este ‘cara a cara’ entre el toreo y el flamenco, un acto en el que se abordaron numerosos y diversos temas y en el que se buscaron y encontraron muchas conexiones entre ambos mundos.

Estrella Morente y Javier Conde comenzaron hablando de Murcia. Estrella dijo que en el flamenco esta región es “una mina”, refiriéndose al origen de los cantes propios de esta zona de levante, y no tuvo reparos en destacar la importancia taurina de la ciudad: “Lo noto porque Javier cuando torea en Murcia se prepara de una forma especial”. Por su parte, Javier Conde desglosó los numerosos lazos que le unen con Murcia y se felicitó “porque actos como el de esta noche ayudan a proteger esa joya que tienen ustedes y que ahora cumple 125 años. A la fiesta hay que cuidarla y protegerla más que nunca y esta programación que han preparado para el aniversario es una buena forma de hacerlo”. 

Precisamente este primer ‘cara a cara’ se convirtió en muchos momentos en un acto de defensa del toreo como arte. Una de las ovaciones más fuertes de la noche surgió cuando Javier Conde recordó las palabras con las que respondió Estrella Morente a una pregunta de Luis del Olmo en su prestigiosa entrega de premios ‘Protagonistas’ en el Palacio de Congresos de Cataluña, delante de la plana mayor del gobierno nacional y catalán –incluidos los políticos catalanes que están en contra de la Fiesta-: “La diferencia entre el toreo y el flamenco es que el flamenco es libre y el toreo no lo es”. Respuesta afinada la de la cantaora.

Javier Conde destacó la generosidad de Estrella: “No nos gusta acudir juntos a actos porque no queremos que se piense que estamos montando nada, pero cuando le dije a Estrella que nos llamaban de Murcia para proteger el 125 aniversario de su plaza buscó como pudo un hueco en la grabación de su nuevo disco para estar aquí y apoyar el toreo”. 

Al hilo de esta afirmación, Estrella explicó con sinceridad: “No entiendo a esa gente que ataca a los toreros queriendo defender a los animales. El toreo es la mejor forma de defender a ese animal único que es el toro y que sin los toreros y la Fiesta no existiría”. 

Y Conde añadió: “El toreo es de los pocos espectáculos que no está manipulado. No es predecible. Cualquier gala de televisión se emite con cinco minutos de retraso para, si alguien dice algo inconveniente, poder suprimirlo. Al toro no le puedes decir que hoy te duele una pierna o que has dormido mal”. 

Enrique Morente  

La figura inolvidable de Enrique Morente estuvo presente durante todo el acto. Ya en la primera respuesta de Estrella salió a relucir “la genialidad” de su padre y volvió a salir una y otra vez en numerosas referencias e incluso anécdotas que hicieron las delicias del público.

Estrella Morente se refirió al “enorme respeto” que sentía su padre por el toreo y por los toreros: “les gustaba estar con ellos, pero no presumir de ellos. A él le encantaba estar con banderilleros, con picadores... Era feliz cuando venían a casa compañeros y amigos de Javier, una vez hasta lo sacaron a hombros de la casa y él iba feliz”. 

La emoción del recuerdo embargó a los protagonistas del acto cuando recordaron al genio Morente: “Un hombre que desprendía sencillez con lo grande que era y hacía sentirse grande a todo el que se le acercaba”, como dijo Conde, a lo que añadió Estrella: “Creo que Javier ha sido la persona que mejor ha sabido escuchar a mi padre, entre ellos había una complicidad grande, la complicidad de los genios”. 

Para finalizar, Javier Conde tuvo palabras para sus compañeros toreros de Murcia, entre ellos Pepín Liria, Alfonso Romero, Rafaelillo y Conchi Ríos y para el 125 aniversario, “un hecho que hay que vivirlo como lo que es, histórico. Esta ciudad es un pulmón de protección del toreo”.

Estrella se sintió tan a gusto que hizo un cante para recordar una faena de Javier Conde en Sevilla, poniendo la sala en pie en una fuerte y prolongada ovación. De su nuevo disco avanzó que incluye temas dedicados al toreo y a su marido, un encuentro mágico con Paco de Lucía y muchas cosas nuevas “que voy encontrando en mi interior”. Estrella demostró su especial sensibilidad cuando expuso esta teoría: “La muleta es también un instrumento musical, tiene sus tonos, si se presta atención puede escucharse. El temple es el que la hace sonar. Y el ole que nace de su buen manejo sirve para jalear tanto el toreo como el flamenco. El ole une las dos artes… Por cierto, los flamencos y los taurinos decimos ole y no olé. No sé quién le cambiaría el acento…”.